-------
-------
 

IPE 2011

ANECA

AMVEC

AMENA 

 Newsletter

 Blog Midia

 ALA

INFARVET

¿Con qué frecuencia lee sitios web o revistas digitales?
Diario
Semanalmente
Quincenalmente

  

Blog Porcinos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Linea Deportiva Midia

 Notas de Prensa

Suscripcion

MidiaDigital


http://www.una.com.mxhttp://www.conafab.org http://www.cmp.org/ http://www.avicolatina.org/ http://www.amena.org.mx/ http://www.aneca.org.mx/ http://www.amvec.org/ http://www.cmp.org/ http://www.internationalpoultryexposition.com/

 

aditivos

Alimentación animal: utilización de aditivos

A fin de simplificar la legislación relativa a los aditivos para alimentación animal, este Reglamento armoniza y racionaliza las normas sobre la evaluación y la autorización de dichos aditivos. Por otro lado, para garantizar un alto nivel de protección de la salud huma y de la sanidad y el bienestar de los animales, el Reglamento prevé medidas relativas al etiquetado de los aditivos para alimentación animal y normas más estrictas sobre algunas sustancias.

http://europa.eu/scadplus/leg/es/lvb/l12037d.htm

 

Aditivos

ACTO

Reglamento (CE) nº 1831/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo de 22 de septiembre de 2003 sobre los aditivos en la alimentación animal [Véanse los actos modificativos].

SÍNTESIS

Este Reglamento tiene por objeto establecer un procedimiento uniforme para la autorización de la comercialización y el uso de los aditivos para alimentación animal. Su objetivo es también introducir normas de vigilancia y etiquetado de dichas sustancias.

Ámbito de aplicación

Estas normas cubren todos los aditivos * para alimentación animal, con excepción de los auxiliares tecnológicos * y los medicamentos veterinarios, tal como se definen en la Directiva 2001/82/CE , excepto los coccidiostáticos y los histomonóstatos usados como aditivos para alimentación animal. Están, por tanto, prohibidos los antibióticos distintos de los coccidiostáticos y los histomonóstatos.

El Reglamento completa de este modo la legislación comunitaria relativa a la prohibición de los antibióticos, previendo la eliminación progresiva, a partir de enero de 2006, de los cuatro aditivos antibióticos todavía presentes en el mercado de la Unión Europea, a saber, la monensina sódica, la salinomicina sódica, la avilamicina y el flavofosfolipol.

Procedimiento de autorización

Para poder ser comercializados y utilizados legalmente, los aditivos para alimentación animal deberán ser autorizados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). La solicitud de autorización deberá presentarse a la Comisión, que informará de ello a los Estados miembros y transmitirá la solicitud a la EFSA. La solicitud debe incluir determinada información, como, en particular, el nombre y la dirección del solicitante, una descripción del método de producción y fabricación y de los usos previstos del aditivo, y las condiciones propuestas para su comercialización, entre otros datos. De manera paralela a esta solicitud, el solicitante puede enviar muestras al laboratorio comunitario de referencia para análisis. La EFSA puede recabar información complementaria del solicitante.

Para que el aditivo sea autorizado, el solicitante debe demostrar:

que influye favorablemente en las características de los alimentos a los que se añade o en la producción de los animales; que no tienen un efecto adverso para la salud animal, la salud humana o el medio ambiente; que la presentación del aditivo o la alteración de las características de los productos a los que se añade no perjudica ni induce a error al consumidor.

La EFSA emitirá dictamen en los seis meses siguientes a la recepción de la solicitud basándose en la información facilitada por el solicitante y el informe de evaluación transmitido por el laboratorio comunitario de referencia. En caso de dictamen favorable, este dictamen debe incluir, en particular, información sobre las condiciones o restricciones específicas relativas a la manipulación, los requisitos del seguimiento consecutivo a la comercialización y el uso del aditivo, incluidas las especies animales y categorías de especies animales a las que va destinado, los requisitos adicionales específicos del etiquetado del aditivo y, en su caso, una propuesta para el establecimiento de límites máximos de residuos (LMR) en los alimentos de origen animal de que se trate.

Sobre la base del dictamen de la EFSA, la Comisión concederá o denegará la autorización del aditivo. La autorización será válida por un periodo de diez años renovable.

Para los productos autorizados en virtud de la Directiva 70/524/CEE, la urea y derivados, los aminoácidos, las sales de aminoácidos o sustancias análogas, que figuran en los puntos 2.1, 3 y 4 del anexo de la Directiva 82/471/CEE, debe presentarse una solicitud de autorización con arreglo al Reglamento un año antes de la fecha de expiración de la autorización concedida con arreglo a la Directiva 70/524/CEE para los aditivos con un periodo de autorización limitado, o bien en un plazo de siete años después de la entrada en vigor del Reglamento para los aditivos autorizados por un periodo de tiempo ilimitado o de conformidad con la Directiva 82/471/CEE.

El Reglamento prevé también disposiciones relativas a la utilización con fines de investigación de los aditivos no autorizados y disposiciones sobre la utilización de ciertos aditivos (en particular, los producidos a partir de organismos modificados genéticamente).

Les personas que comercializan o utilizan un aditivo autorizado son responsables del cumplimiento de las condiciones o restricciones impuestas por la Comisión.

Sobre la base una autorización de la EFSA, la Comisión puede tomar una decisión sobre la modificación, suspensión o revocación de la autorización.

Información relativa a los aditivos

Los aditivos se incluyen en un registro de acceso público y se asignan a una o varias de las cinco categorías siguientes: aditivos tecnológicos; aditivos organolépticos; aditivos nutricionales; aditivos zootécnicos; coccidiostáticos e histomonóstatos. Dentro de estas categorías, los aditivos se asignan a uno o más grupos funcionales con arreglo a sus funciones principales.

Los aditivos deben etiquetarse de manera clara e indeleble, haciendo constar determinados datos, entre los que figura el nombre específico de los aditivos con arreglo a las autorizaciones y su número de identificación, el nombre y la dirección del responsable de estas indicaciones, el peso neto o el volumen neto de los aditivos, las instrucciones de uso, las recomendaciones para una utilización segura y, en su caso, los requisitos específicos mencionados en la autorización.

En algunos casos, la Comisión puede considerar necesario dar un tratamiento confidencial a algunos datos cuando su revelación pueda perjudicar sensiblemente la posición competitiva del profesional en cuestión.

Contexto

La Directiva 70/524/CEE constituía el acto de base sobre los aditivos. Esta Directiva y sus anexos se han modificado en multitud de ocasiones, pero la legislación en cuestión no se ha consolidado. El Libro Blanco sobre la seguridad alimentaria había anunciado la clarificación y la simplificación de dicha legislación, que realiza el Reglamento.

Se derogan las Directivas 70/524/CEE y 87/153/CEE, pero algunas de sus disposiciones permanecen temporalmente en vigor.