encabezado
barra
boton boton
secciones boton
alimentos balanceados boton
avicultura boton
porcicultura boton
nutricion boton
nota diaria boton
publicidad boton
glosario boton
eventos boton
boton

 



Avicultura -

El Impacto de la Destrucción de la Integridad Intestinal

Frederic J. Hoerr

Daño a la integridad del epitelio intestinal

virus

La integridad intestinal se pone en peligro cuando la capa mucosa es degradada; las células epiteliales son destruidas, la irrigación vascular es interrumpida o el sistema inmune es comprometido. La integridad intestinal cuando es considerada como específica de la capa epitelial, puede ser dañada por virus, bacterias, hongos, muchos parásitos y toxinas. En esta segunda parte cubriremos tipos específicos de daño al epitelio intestinal.

Virus. La infección y multiplicación de virus entéricos generalmente mata las células epiteliales y a diferencia de las bacterias, los virus no producen toxinas. Cada uno de los virus intestinales tiene tropismo por células en estados específicos de diferenciación a todo lo largo de los pili. Los virus preferentemente infectan las células de las criptas y los extremos y lados de los pili o solamente el extremo.

La severidad de la enfermedad clínica y el curso de la infección viral sin complicaciones son un reflejo de la células objetivo destruidas por el virus. Para que un virus destruya las células en el extremos de los pili, la función absortiva del intestino se pierde y el epitelio que sobrevive es secretorio. Diarrea acuoso ocurre hasta que los pili son reparados con células maduras funcionales en los extremos.

Bacteria: Las bacterias dañan el epitelio al producir toxinas, adhiriéndose a e invadiendo la célula. El hospedero puede ingerir toxinas bacterianas preformadas en alimento contaminado. Staphylococcus, Clostridium y Bacillus son algunos de los que producen enteroxinas en el alimento. El hospedero pues ingerir bacterias que producen toxinas una vez principian a multiplicarse en el intestino.

Escherichia coli, Clostridium perfringens, Clostridium colinum y Campylobacter spp. producen enterotoxinas que son polipéptidos capaces de causar diarrea. Algunas enterotoxinas causan un aumento en la secreción de líquidos y otras son citotóxicas, causando la lisis y muerte de las células. Algunas cepas de E. Coli se adhieren a la superficie del enterocito y segregan toxinas que alteran el sistema de regulación del agua de la célula. Esto causa una secreción neta de cloruro, péridida de agua y el desarrollo de diarrea. Enteritis necrótica causada por Clostridium perfringens es una manifestación severa de necrosis (muerte) celular inducida por toxina, que puede resultar en la destrucción de la mucosa y muerte del animal

enteritisOtras bacterias son capaces de proliferar, invadir y destruir el epitelio intestinal. En casos menos severos, ciertas cepas de E. Coli se adhieren y daña los micropili en el área luminal del enterocito. Esto causa la producción de citocinas, desarrollo de inflamación, un aumneto net en secreción y diarrea. Otras bacterias que invaden el intestino pueden proliferar dentro de las células después de la invasión, causando la muerte de la células y la contaminación entre células. La Salmonella invade y pasa a través de las células epiteliales para invadir las vasos sanguíneos y linfáticos, causando inflamación en el intestino y diseminándose a otros órganos.

Hongos. Las infecciones de la mucosa intestinal por hongos no son significativas en aves. Las micotoxinas producidas por hongos que crecen en los granos y alimento son importantes porque dañan la mucosa e interfieren con las funciones digestivas del intestino. Las micotoxinas tricotecenas causan daño cáustica a la mucosam destruyendo las células de los extremos de los pili y daño radiomimético al epitelio de las crípticas de rápido desarrollo. Las aflatoxinas reducen la digestión, disminuyendo la secreción biliar y secreción de bicarbonato del páncreas. Otras toxinas que pueden influir en la salud del intestino son: fumonisinas, esterigmatocystin, ocratoxinas y toxinas indefinidas de Penicillium.

Protozoarios y otros Parásitos. Las coccidias son los principales patógenos del tracto intestinal en aves, las cuales invaden y destruyen las células epiteliales y algunas especies, la lamina propria. Esto resulta en aumento de la secreción de moco, reducción de absorción, hemorragia y fuga de líquidos de la mucosa dañada. También ocurre una dinámica respuesta inmune e inflamatoria. El daño por coccidias facilita la invasión por cierta bacteria patógenas. Los ascáridos son los principales nematodos que atacan el intestino de las aves.

Daño Tóxico: Gracias oxidadas (rancias) producen radicals libres que pueden causar daño subletal a las células de todo el cuerpo, incluyendo el epitelio. La evidencia clínica más obvia es la deficiencia de vitamina E la cual se expresa como encefalomacia. Las aminas biogénicas, generadas por putrefacción bacteriana de productos animales y de pescado mal manejadas, atacan tejidos gastroentéricos.

Excreción de alimento y diarrea

feed

La excreción de alimento se refiere a la presencia de partículas de alimento sin digerir en las heces fecales de aves y significa una menor eficiencia de digestión con consecuencias económicas (conversión alimentaria, crecimiento, rendimiento de canal y costo de producción). La excreción de alimento generalmente ocurre con la diarrea, la cual es un aumento en la masa de heces, la frecuencia de paso de alimento y/o liquidez de las heces. La excreción de alimento representa un síndrome de malabsorción/maladigestión, en muchas formas con las mismas causas de la diarrea.

Diarrea secretoria. Esta es la secreción excesiva de líquido de la mucosa intestinal en relación con la capacidad de absorción del intestino y es causada por virus que destruyen los enterocitos maduros en el extremo de los pili, pero dejando enterocitos secretorios funcionales en las criptas y en los lados de los pili. También es causada por enterotoxinas bacterianas que afectan los mediadores de los electrolitos intestinales de transporte, involucrnado las células de la mucosa epitelial, las células inmunes y mesenquémicas, neurones entéricos y centros nerviosos y hormonales.

Diarrea Osmótica. Esta involucra fuerzas osmóticas excesivas sobre los solutos luminales. Las dietas para aves altas en sal son la causa, como es el caso de las formuladas con ciertos lotes de subproductos de panadería/pastelería. Los factores osmóticos pueden involucrar problemas digestivos asociados con factores antinutricionales (polisacáridos no-almidones, NSP) en cebada, trigo y otros ingredientes.

Malabsorción. Esto es la excreción de heces voluminosas con mayor osmolaridad debida a nutrientes no absorbidos y, en el hombre, grasa excesiva. Esta ocurre debido a digestión intraluminal defectuosa o deficiencia de enzimas. Absorción defectuosa puede ocurrir con la pérdida de enterocitos maduros que ah sido reemplazados con células inmaduras que no poseen función absortiva completa. De nuevo, los carbohidratos complejos o NSP pueden estar involucrados porque el contenido gelatinoso luminal bloquea el acceso de enzimas a los nutrientes.

Enfermedades exudativas. Caracterizadas por defecación frecuente de volumen variables, pero con la presencia de sangre y detritos de necrosis e inflamación. En aves, esto podría ser observado en coccidiosis severa, salmonelosis clínica, enteritis necrótica o histomoniasis.

Temas emergentes

La producción avícola comercia durante los últimos 50 años se ha beneficiado con los productos farmacéuticos y biológicos que le permiten parvadas más grandes, aprovechamiento del potencial genético y mejores formulaciones nutricionales y por ende una mayor producción y productividad.

La industria agropecuaria y específicamente la avícola, está proveyendo proteína de carne de ave sana para el consumo humano que no tiene precedente. Las acciones regulatorias de la década pasada puede ser responsable del retiro de muchos productos que han ayudado a la productividad animal, debido a la preocupación de la salud y bienestar público. Como resultado, algunas enfermedades entéricas, como enteritis necrótica, puede reaparecer, afectando adversamente la salud y el bienestar de las aves y los parámetros económicos de la producción avícola.

Por esa razón y para responder efectivamente al reto, los profesionales de la industria tendrán que reevaluar aquellos factores que forman el trío de la expresión de las enfermedades infecciosas: exposición/dosis/título del patógeno, la virulencia del patógeno y la relativa susceptibilidad o resistencia del hospedero.

Disminuyendo la exposición a patógenos. Comercialmente, las aves nunca podrán ser criadas en la ausencia de patógenos, a pesar de los esfuerzo de bioseguridad que tratan de minimizar la exposición a los patógenos. Muchos estresores patogénicos seguramente serán sufridos por pollos y pavos comerciales, aún bajo adecuadas condiciones de manejo y nutricionales. Bajo las mejores situaciones, incluyendo el énfasis reciente de regresar a granjas no-comerciales, los ingredientes proceden de sistemas biológicos con aspectos de presión sobre control de calidad.

Las instalaciones avícolas no son y probablemente nunca será estériles. En EUA, el manejo de parvadas es todo dentro todo fuera, sin embargo, en cada parvada es criada en la cama que contiene patógenos de la parvada anterior. Esto significa que las aves están expuestas, no solo a patógenos sino también a factores tóxicos. Acciones para reducir la exposición a patógenos de satisfacer o tener una justificación biológica y económica.

Disminución de la virulencia del patógeno. Este es el menos práctico para el control de enfermedades, porque los patógenos mismo regulan la expresión de muchos factores de virulencia, difícil de controlar por el hombre en la actualidad.

Mejorando la resistencia del hospedero. La selección genética por resistencia a enfermedades con una limitada ayuda por productos farmacológicos y biológicos es cada vez más importante así como lo es el control de enfermedades inmunosupresoras. En relación a las enfermedades emergentes como la enteritis necrótica, el uso de maíz tiene ventajas sobre granos de alto contenido de NSP como el trigo, la cebada y otros. La solución de aspectos bioquímicos de NSP en el lumen intestinal y en la superficie de la mucosa y NSP como matriz para la proliferación de bacterias aeróbicas y anaeróbicas, es la clave para la salud futura de las aves en muchas áreas del mundo. La enzimas en el alimento son una gran oportunidad. Nuevas estrategias para el desarrollo efectivo de vacunas orales para proteger la superficie de la mucosa están siendo investigadas.

 

 
 
  MidiaDigital, S.C.
Derechos Reservados 2005, Bosque de Zapotes 201, Bosques de las Lomas, México DF. 11700
Tels: + (52-55) 5251-0620, 5251-3081, 5596-7197, Fax + (52-55) 5596-7082
e-mail: info@midiatecavipec.com
 

inicioquienes somossuscripcionesperfil editorialdirectorio de empresascontactenos